Articolo precedente Pagina iniziale Artifara n. 5 - Sezione Marginalia Sezioni di Artifara Articolo seguente

 

Synthesis
Una revista cultural para arremeter contra la esclavitud de las tinieblas ,

di David González Ramírez

 


El mundo de la Cultura germina en nuestros días dentro del campo la marginalidad y decididamente para unas minorías de horticultores que laboran infatigablemente en él. Sin abundar en asuntos trillados, no me gustaría dejar pasar, aunque sea sobrevolando, un tema alarmante: el raquitismo intelectual de una sociedad deshumanizada y deteriorada, a ojos vistas cada día más que antaño. Está generándose una época de oscurantismo en que el salvajismo y la barbarie cobran vigor en este mundo orquestado por la Ignorancia. Somos mártires inmersos en un engranaje que potencia la esterilidad de reflexión y donde impera la ley del gregarismo; somos meros autómatas esnobistas que funcionamos como correa de transmisión de órdenes dadas. De esta epilepsia larvada sólo se redimen ciertos colectivos minúsculos (acérrimos defensores del juicio plural) que se reúnen para organizar grupos de investigación,
promover talleres de lectura y escritura, impulsar revistas, realizar congresos, crear editoriales, etcétera.

Para dar un aldabonazo más a la precariedad de pensamiento y arremeter contra la esclavitud de las tinieblas ha sido creada la Revista Cultural Synthesis, fundada por un grupo de jóvenes con inquietudes e iniciativas en una localidad malagueña, Alhaurín el Grande (y no por ello lleva a gala una idiosincrasia localista ni hace profesión de chovinismos al uso). Con el fin de conocer lo que representa esta Revista Cultural y cómo se gestó, téngase a bien esta semblanza que ocupa los renglones que siguen.

Retrocediendo en el tiempo, someramente y quintaesenciando el asunto, quisiera explicar el origen de nuestra revista. El grueso de la corporación que soporta su peso procedíamos de un proyecto anterior de características similares que por motivos ajenos a nosotros quedó truncado; en ese mismo instante decidimos fundar algo que se nos antojaba prometedor. La nueva publicación, Synthesis, está formada por un Consejo de Redacción compuesto por Domingo C. Ayala Moreno, Antonio Luque García, Rafael Malpartida Tirado, Antonio Martín Manzanares y José Manuel Tirado García; Secretaría, Mª Gracia González García; Jefatura de Redacción, Beatriz Bonilla Cortés; Subdirección, Cristóbal Tirado García y, finalmente, Dirección, David González Ramírez. Nacía con unas pretensiones inabarcables, y no por ello era pretenciosa. Aspirábamos a abordar el mundo de la Cultura, y lo dijimos sin paliativos, pero también sin enmascaramientos. En nuestra revista los asuntos deben ser netamente culturales, nunca con disfraces baratos de índole chabacana.

Queda estimado que la periodicidad de la publicación será semestral, apareciendo un número en junio y otro en diciembre de aproximadamente 70 páginas cada uno. Se pretende difundir y propalar mediante artículos divulgativos, aunque sin desestimar el rigor y la propiedad, asuntos que guarden algún tipo de relación con el terreno cultural. Se procura indagar en aquellos puntos que hayan sido más desatendidos por parte de los expertos y ocuparse, en la medida de lo posible, del detalle. Synthesis cuenta con cuatro grandes secciones que atienden a distintos cometidos.

Apeiron es el título del primer apartado, sin discusión el más enjundioso. Alberga artículos de un claro talante personal, elaborados bajo una mirada crítica y con manifiesto repudio, por tanto, de burdos resúmenes y tópicos manoseados. La novedad en el tratamiento de los escritos se justiprecia positivamente, a sabiendas de que, como dejó escrito el bonaerense Jorge Luis Borges, "Es verosímil que estas observaciones hayan sido enunciadas alguna vez y quizá muchas veces; la discusión de su novedad me interesa menos que la de su posible verdad". Han aparecido con todo una veintena de escritos, desde una visión sucinta del origen del sistema fonológico del español de Andalucía hasta un análisis de la Pedagogía Waldorf impulsada por Rudolf Steiner, atravesando temas como la poesía erótica de los Siglos de Oro, el cine de los Monty Python, la música fustigadora de los Geisslerlieder o el tema tan de moda en el XIX de los viajeros. Empero, no dejan de ser humildes aportaciones al inabarcable campo de la Cultura.

La segunda sección lleva el rótulo de Collatio (término tomado deliberadamente de la ecdótica). Difiere de Apeiron en tanto en cuanto se pretende recabar los materiales necesarios acerca del tema que se someta a debate para tener un panorama completo del asunto y poder enjuiciarlo con unos mínimos de criterios y convicciones. Se trata, en suma, de realizar un estado de la cuestión de algunos temas que estén vigentes por razones diversas. De este modo, han visto la luz artículos que sondean en la polémica autoría propuesta para el Lazarillo o las más recientes del Quijote de Avellaneda, así como puestas al día de la eclosión del cine de espectros oriental o la preocupante moda de los revivals, las resurrecciones musicales y las segundas partes.

La tercera parte de la revista comprende los temas creativos y se intitula Artefacto. La creación no queda sujeta a ningún tema en particular, siendo totalmente libre tanto de forma como de contenido. Esta sección da cabida a poemas, minirelatos, cuentos breves, fotografías, infoarte, ensayos, dibujos, etc. En nuestro pensamiento está conciliar a los escritores consumados con otros aún en ciernes. Poco a poco nos iremos abriendo camino para que la revista sea conocida y se presten a participar autores reconocidos. El futuro más próximo nos indica que aparecerán escritos y reflexiones de jóvenes con grandes expectativas de futuro (lo que otros dirían grandes promesas o jóvenes valores) como Domingo C. Ayala, Diego Medina o Cristóbal Tirado. Esta sección también publica los tres galardonados del Certamen de Narrativa corta "Gerald Brenan" que se otorga en la localidad que vio morir al escritor e hispanista británico, Alhaurín el Grande.

Silva de varia lección (sacando a colación una obra no desconocida para los estudiosos aureoseculares, la miscelánea del polígrafo Pedro Mejía) es el título de nuestra cuarta sección, que comprenderá reseñas de libros, música y cine. Cada una de estas partes contendrá varias reseñas extensas de una página cada una, y dos páginas dedicadas a reseñas breves, con seis en cada página (por lo tanto serán doce las minireseñas, que se dividirán en clásicos y modernos).

Synthesis está abierta a cualquier tipo de colaboración, sin límites con respecto a la procedencia de las colaboraciones, que, por otra parte, deberán estar redactadas en español. Los trabajos (con un máximo de siete folios, salvo las reseñas, que por razones estructurales no sobrepasarán los 4.200 caracteres con espacio) se
presentarán en formato DIN A4, preferiblemente en Word para Windows con tipo de letra Times New Roman, tamaño12. Los trabajos se enviarán al director de la revista, en la siguiente dirección: C/ Joaquín Turina nº 19, Alhaurín el Grande, 29120, Málaga. Se ofrece la posibilidad de que el soporte informático sea enviado a la dirección de correo electrónico de la revista: synthesis_1@hotmail.com. Los artículos serán sometidos a un control científico por el Consejo de Redacción antes de su final aceptación, quien ajustará las colaboraciones a unas normas de edición homologadas por la práctica de nuestra revista.

En el año de andadura que lleva Synthesis ha alcanzado grandes logros, para los modestos principios que nos sustentan. Editoriales como Alfar o la Diputación de Córdoba, así como Asociaciones con publicaciones independientes, ponen a nuestra disposición libros publicados para que sean reseñados; también realizamos intercambios con revistas como Ánfora Nova o Robador de Europa. Merced a esta simbiosis cultural nos estamos enriqueciendo y proporcionamos una mayor difusión del mundo libresco.

En rigor, el hecho que da cuerpo a nuestras intenciones culturales y hace, por ende, que nuestra voz sea oída por insospechados lares es la financiación prestada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Alhaurín el Grande. Esta Institución cobija y respalda nuestro proyecto; por consiguiente, a la corporación de este Ayuntamiento le debemos agradecer el apoyo constante y continuo que recibimos. Ut dici solet, sin esta asistencia y sufragio pecuniario seríamos un libro en blanco y sin cubiertas, un vacío en la nada.

Por último, adjuntamos el editorial del primer número como una manifiesta declaración de intenciones:


"Puede que esto sólo sea unas palabras dispersas, montón de letras, pocas asociadas a pensamientos reales. Al fin y al cabo de poco más se llenan los libros, incluso los más sabios. Nosotros somos un globo sonda, palabras lanzadas al aire que buscan llegar a ciertos oídos, los de todos... Y pretendemos ser influyentes y admirados y todas las demás patrañas, pero sobre todo queremos ser libres y que se nos lea libremente, sin escudos protectores ni prejuicios.

Pretendemos opinar, dar a conocer, dar a releer, a estudiar, a contrastar, a admirar y puede que incluso a menospreciar. No queremos ser biblia ni vacas sagradas, sólo queremos decir, contar, explicar, escuchar; y no tenemos nada en nuestro horizonte que no sea eso.

Somos poco menos y poco más que viajeros, viandantes de caminos poco poblados que nos fijamos en el detalle, en cada curva, en cada esquina. Somos los que salen de las alcantarillas para criticar la ciudad, somos la poliantea moderna, los que adoran a la sabiduría (y en ese sentido, filósofos) de cualquier tipo, sin clichés ni impedimentos morales.

Pretendemos una revolución en el lector y no en la sociedad, un despertar interior, un humanizar sin martillos ni armas. Somos la antípoda del mundo, de este nuevo mundo mecánico en tantos aspectos. Nuestros ojos quieren despegarse de la nariz, quieren ver más allá, y está abiertos a todo el saber, al mayor y el menor. Nuestra lengua no es bífida y nuestra alma guarda algo de poeta, de juventud, de curiosidad todavía, de cierta ansia fotosintética por la luz, de resquemor a los adulado(re)s de pelo gris.

Y aunque parezcamos románticos no estamos dispuestos a dejarnos llevar por las pasiones y aspiramos sin rubor a la episteme, porque todo es complementario, porque el mundo no es como nos lo pintan ni nunca lo fue (porque los que lo pintan son los más ciegos), porque el bicromatismo del blanco y el negro imperante (del norte-sur, del rico-pobre, del bueno-malo) no es real sino impuesto. Y la cultura nunca debe dejarse imponer.

De todo eso somos Synthesis. De Todo".

 

 



Inizio pagina